¿Quién es Sabrina Naimark?

Apasionada de dar sin recibir nada a cambio. Siempre dispuesta a ayudar y encontrar causas para dirigir con necesidades puntuales.

Su mayor reto en la vida es darle la oportunidad a la mayor cantidad de personas a que hagan voluntariado correctamente y que entiendan el significado de dar sin recibir.

Su misión es poder enseñarles a las personas que cualquiera le puede cambiar la vida a alguien con el simple hecho de estar presente.

Vivió 5 años en Washington en donde estudió Film and Media Arts y Educación Especial y trabajo en Olimpiadas Especiales Internacional (sede) para los Juegos Mundiales en Los Ángeles.

En ese año logró montar un proyecto en donde aplicaron más de 300 personas con ideas inclusivas para dirigir una necesidad en la sociedad. Se escogieron 75 proyectos y en más de 30 países se están implementando hoy en día.

A lo largo de su vida ha invertido más de 10,000 horas en labor social ayudando a los que más lo necesitan y a los que realmente quieren hacer un cambio positivo en la vida de los demás.

Entre esas horas creo más de 30 campañas de conciencia social logrando dirigirse a diversos grupos de personas y causas implementando ideas creativas, deportivas, inclusivas, educativas y culturales. Carreras inclusivas apoyando la discapacidad, actividades de reciclaje aportando al medio ambiente, actividades educativas por el bien de la cultura y demás.

IMG_4574

Ha trabajado en más de 5 países implementando actividades de voluntariado y creando campañas sociales. Algunos de ellos son Australia, Estados Unidos, Grecia, Panamá y África.

Después de vivir muchas experiencias con diferentes cargos, todos bajo la rama de impacto social, combinó sus pasiones para lograr como resultado Impacta. Una empresa que trabaja en fortalecer la responsabilidad social para generar proyectos de impacto social de pequeña, mediana y grande escala.

Antes de iniciar un negocio, Sabrina había trabajado 13 años como voluntaria, entrenadora y Directora de Voluntariado en Olimpiadas Especiales (entre Washington y Panamá).

Toda la vida ha tenido una pasión por ayudar a los demás. Teniendo la oportunidad de dirigir el departamento de voluntariado de los Juegos Latinoamericanos en Panamá, hecho por tercera vez en la historia, logró superar sus expectativas en cuanto a la cantidad de oportunidades de voluntariado que logró ofrecer.

En un proceso de 7 meses reclutó 4,934 voluntarios a los cuales les dio un rol específico a cada uno para lograr excelentes resultados.

Después de una carrera exitosa ayudando a departamentos de responsabilidad social, voluntarios y personas interesadas en hacer un cambio en la sociedad, ahora les asesora sobre cómo crear ese impacto social interno en la empresa, creando, motivando y enseñando y externo en la sociedad dejando una huella en los más necesitados.

Sabrina goza de crear campañas creativas que beneficien como grupo, como empresa y como individual. Pero lo que más le gusta es ver los resultados.

"Su misión es poder enseñarles a las personas que cualquiera le puede cambiar la vida a alguien con el simple hecho de estar presente."